Al iniciar un análisis de la situación de una organización es frecuente escuchar “Mi empresa ya recicla ” como si con esta acción se hubiese alcanzado un estado de reciprocidad con el planeta.

Fomentar la cultura del reciclaje es un paso para concienciar que las cosas pueden tener otra oportunidad y aunque se está avanzando hacia una política más responsable, hay que saber que existen soluciones más efectivas para la empresa.

Reciclar significa someter materiales usados o desperdicios a un proceso de transformación o aprovechamiento para que puedan ser nuevamente utilizados. Por lo que se requiere una energía para su elaboración inicial y otra para esta segunda transformación ¿y si se ahorra la energía y los costes de este segundo proceso?

La verdadera sostenibilidad es hacer un uso eficiente de los recursos y productos, alargando su vida útil al máximo, independientemente del precio o de quién lo costea, pues al final lo que hay que valorar es que todo procede del mismo planeta.

Así que para ser una organización más sostenible lo adecuado es priorizar y reflexionar en el aprovechamiento eficiente, previamente al reciclaje, sin olvidar este paso al finalizar el ciclo de uso de un recurso o producto.

 

Vamos con un ejemplo sencillo y práctico que lo va a dejar más claro…

 

Una empresa que consume grandes cantidades de papel para impresión solicita diseñar una estrategia para reducirlo y el ahorro que se va generando reinvertirlo en la forma que elige por consenso el propio equipo…

 

¿Cómo se propone reducir?

 

   Designando un responsable para cada periodo

〉   Concienciando e informando

〉  Priorizando el uso de formatos digitales (faxes online, correo electrónico, intranet, etc)

   Imprimiendo solo lo necesario y utilizando papel reciclado

   Verificación previa impresión

   Códigos individuales para la impresión

   Impresión a doble cara y con letra “ecológica” que utiliza menos cantidad de tinta y papel.

 

¿Qué es lo que se consigue?

 

Reducir el consumo en un 80% en un breve periodo de tiempo que sigue disminuyendo y además…

〉   Evitar la tala de árboles para la elaboración de papel y las emisiones del proceso

〉   Reducir los costes de la empresa y por tanto un aumento de los beneficios

〉   Implicar al equipo en el objetivo

〉   Invertir los beneficios alcanzados en el mismo equipo

〉   Un equipo más comprometido, responsable y motivado para seguir mejorando.

 

Con este  tipo de acciones se consigue integrar la cultura de sostenibilidad

 

¿Sabes cuál es el valor de un árbol? ¿y el de un equipo más comprometido y motivado? Con este gesto se ha incrementado el valor de la empresa en lo social, económico y medio ambiental y esto no tiene precio.

Si el tema ha despertado tu interés, aquí tienes este vídeo que invita a reflexionar sobre otro uso del papel y otra forma de ahorrar, un pequeño gesto pero con un gran impacto para el planeta

 ¿te animas a ponerlo en marcha en tu empresa?


 

Recuerda que tu papel cuenta 

 

 

 

¿Quieres que tu empresa sea más sostenible? Contacta con nosotros y te asesoramos.

Si quieres conocer más estás invitad@ a dar un paseo por Huella de Carbono

 

 

 

Pincha en la imagen para visualizar algunas claves para reducir la huella de carbono sencillas de aplicar tanto en la empresa como en el hogar recopiladas en formato ebook:

 

2924 View