Estamos en época de transformación a nivel global y hasta el clima lo está reflejando, el planeta nos indica que se está “calentando”, ofreciendo un mensaje claro de la necesidad de cambios.

Los datos medio ambientales, económicos y sociales, muestran que es fundamental modificar hábitos e implantar medidas funcionales para facilitar la transición a las energías renovables.

Al poner atención, pones energía y las cosas suceden, es por ello que para evolucionar, no se trata de ir en contra de nada, ni de luchar, la clave es crear opciones, para construir algo nuevo o mejorado.

 

Centrarse en la solución es evolución

 

Por ejemplo, al emplear la frase “La lucha contra el cambio climático”, se elimina el sentido armónico del objetivo natural que se quiere conseguir, sin embargo utilizar la expresión “soluciones al cambio climático” direcciona a la mejora de la situación, que es en realidad lo que necesita el planeta en la actualidad por parte de la humanidad.

 

¡El objetivo es aportar soluciones en armonía con la naturaleza!

 

Está claro que cualquier cambio, implica que se plantea una cuestión y por tanto también existe respuesta, solución o una nueva dirección, el objetivo es focalizar la atención en resolver la ecuación, esa es la eficiencia que requiere hoy en día el planeta.

Dejar la visión negativa de lo que sucede o pueda llegar a ocurrir y poner en marcha las soluciones aquí y ahora, utilizando esa energía en convertir la situación en continua evolución.

 

En el siglo XXI la lucha no tiene sentido, lo que cuenta para el planeta es formar parte de la solución.

 

¿Te sumas a formar parte?

 

Pincha en la imagen para visualizar algunas claves para reducir la huella de carbono sencillas de aplicar tanto en la empresa como en el hogar recopiladas en formato ebook:

¿Quieres que tu empresa sea parte de la solución? Contacta con nosotros y te informamos

Si quieres conocer más estás invitad@ a dar un paseo por Huella de Carbono

 

2429 View